Lámina 0-Alegoría

Lámina 1. Dibujo de Camilo Moncada
Copia López-Chavero/Copia Yllanes

Lugar: Tlaxcala

Interpretación Josefina García Quintana y Carlos Martínez Marín (1983)

La lámina de mayor tamaño que encabeza a las demás escenas en el original, conservó su lugar en la copia de Juan Manuel Yllañes lo mismo que en la descripción de Mazihcatzin pero no pasó en el Códice Chavero pues a don Alfredo le pareció que debería ir al final, como culminación, y así lo dice él mismo: “aquí se pone como última, porque representa los diversos gobiernos habidos en la colonia hasta la época de D. Luis de Velasco en que se pintó”. Muy curiosa manera ésta de cambiar a los tlaxcaltecas el sentido de su gran probanza al fijarse únicamente en la secuencia de los gobernantes peninsulares de la Nueva Espala y dejar de lado el resto de los elementos que componen la pintura: el escudo imperial de España, el escudo de la ciudad ya cristiana de Tlaxcala y los señoríos y señores que constituían el hueytlatocayotl tlaxcalteca prehispánico y que seguían componiendo la jurisdicción colonial al mediar el siglo. No cabe duda de que la lámina se pintó para el principio del códice, pues no es otra cosa que la interminable declaración de todo documento de aquella época destinado a establecer previamente calidades y situaciones para enaltecer a los individuos o a las instituciones que lo hacían con el fin de justificar una petición inmediata. 

La lámina es mayor que las otras en una proporción de siete por cuatro veces; es apaisada y en ella se aprecian cinco espacios regulares en donde se pintaron los cinco temas principales, en un espacio central y cuatro laterales, dos a la izquierda y dos a la derecha. 

Al centro presidiendo el conjunto se halla el escudo imperial de España compuesto por el águila bicéfala de la casa de Austria con cabezas que ostentan coronas reales y que al mismo tiempo sostienen en su cuello la corona imperial con la que culmina todo el emblema; en el diseño destaca el tratamiento pictórico de las plumas, cosa que tal vez se debió a la costumbre y a la familiaridad con las águilas, motivo iconográfico importante en la pintura prehispánica. Sobre el cuerpo del águila se contempla el escudo con sus campos y emblemas, y todo esto enmarcado por el Toisón de Oro. El emblema imperial se complementa con las dos columnas que están abajo, y que tienen basa y capitel del orden dórico toscano y cartelas que llevan el lema Plus Ultra

De manera subordinada sigue el escudo de Tlaxcala colonial, diseñado sobre el cerro apenas delineado, trasunto de la glífica prehispánica con la que se daba idea de lugar; abajo está el escudo concedido a la señoría con su torre octagonal almenada, que más parece pequeña capilla, y que estuvo diseñada sobre campo bermellón. El escudo tuvo en el remate una cartela con el nombre de la patrona de Tlaxcala: “La santísima Virgen María de la Asumpción”, según aparece en la copia de Yllañes. Sobre el escudo está el imafronte de una capilla con su vano que sirve de tabernáculo a la imagen de la Concepción de María tal y como declara la cartela. La capilla tiene todos sus elementos: vano con jambas tableradas, e impostas; entablamento con molduras, friso y enjustas decoradas con dos rosas; un frontón con óculo en el friso, una cruz en el remate angular y a los lados, flanqueando el frontón, dos chapiteles sin cubos a manera de campanarios; atrás del frontón se advierte la techumbre a dos aguas tan usual en aquella época. La representación corresponde de manera fiel a la realidad; allí, el pintor expresó sus conocimientos acerca de los elementos arquitectónicos occidentales. Respecto a esto cabe recordar que Motolinía informa que en aquellos tiempos los indios habían aprendido rápida y puntualmente a crear varios de los elementos plásticos de la cristiandad. Queda por referir que a los pies del cerro topónimo y a la derecha del escudo aparece una característica bolsa llena de dineros y un libro y a la izquierda cuatro círculos en hilera, vacíos pero rematados con lanceolados mosaicos de turquesa; el significado de la representación derecha no es fácilmente identificable, en cambio, cada uno de los glifos de la izquierda representa un año aunque ignoramos a que período de cuatro años se refieren, lo importante es que son los únicos cronogramas que aparecen representados en el Lienzo. 

Finalmente, en la parte más baja, tres españoles de chambergo, capa, botas y espada levantan una cruz de grandes proporciones que representa la cristiandad con la inscripción INRI en la cartela. Dibujados en los brazos aparecen seis símbolos de la Pasión a la manera de las cruces atriales del siglo XVI; acompañan a los españoles, cuatro señores tlaxcaltecas que contemplan el acontecimiento; según Mazihcatzin, nuestro intérprete del Lienzo en el siglo XVIII, estos señores podrían ser los cuatro tlatoque tlaxcaltecas o los “cuatro Capitanes Generales Calmecahua, Colhuacateuchtli, Tecpenécatl, Chichimecateutli”. 

En esa parte central se ha representado a la Tlaxcala cristiana, ciudad y jurisdicción que dependían directamente de la corona imperial y que se puso bajo el patronazgo de la Purísima Concepción. Una vez asentada al inicio del documento esta jerárquica posición jurídico-política de Tlaxcala, se representan subordinadamente los siguientes niveles: primero el de quienes en nombre del emperador habían gobernado Nueva España desde la conquista del hueytlatocáyotl mexica hasta le época en que se pintó el documento. Luego, hacia abajo, desde los lados del topónimo de la ciudad a la parte superior de la cruz que erigen en Tlaxcala españoles y tlaxcaltecas, el pintor colocó, desplazando a la mayoría hacia la izquierda, a todos los gobernantes de la Nueva España. En el Códice Chavero los dieciséis gobernantes españoles no tienen nombre, tan sólo tres símbolos distintivos: el obispo Sebastián Ramírez de Fuenleal con ropas clericales y su mitra a los pies _otra indicación de que el pintor conocía la iconografía occidental- y los dos virreyes, Antonio de Mendoza y Luis de Velasco quienes llevan la cruz pendiente sobre el pecho; los demás visten como magistrados de la época sombrero, capa y traje talar, todos aparecen sentados en sillas de tijera con brazos y respaldos, pero a pesar de que trece aparecen iguales, sabemos quiénes eran gracias a los informantes del siglo XVIII, Mazihcatzin con su descripción e Yllañes con su copia pictórica, ya que el primero de los nombres o títulos que se consignan en el original y el otro los pintó casi a todos. Los funcionarios son: arriba a la derecha, Ramírez de Fuenleal, presidente de la Segunda Audiencia; a la izquierda Hernán Cortés, capitán general y el “factor” que podría ser Alonso de Ojeda o Gonzalo de Salazar.

En la siguiente línea inferior, a la derecha, Antonio de Mendoza, primer virrey a la izquierda el “Tesorero”, Alonso de Estrada, quien gobernó en ausencia de Cortés; el “Marquez” podría ser Hernán Cortés repetido cuando después de 1529 se le invistió con el título nobiliario.

En la tercera hilera a la derecha, Luis de Velasco, segundo virrey, cuyo letrero en la copia de Yllañes dice: “Exmo. Sor. don Luys de Velasco mando hazer este Mapa”; a la izquierda Luis Ponce de León, visitador de Nueva España; le sigue Nuño de Guzmán, presidente de la Primera Audiencia; luego “Madecio”, es decir Juan Ortíz de Martienzo, oidor de la Primera Audiencia. La hilera termina con Diego Delgadillo, colega del anterior.

La última fila sólo tiene personajes en el lado izquierdo son: Marcos de Aguilar, visitador sustituto de la Nueva España, quien quedó en lugar de Luis Ponce de León cuando este murió; le siguen los cuatro oidores que fungieron en la Segunda Audiencia: Juan Salmerón, Alonso Maldonado, Francisco Ceynos y Vasco de Quiroga. 

A los lados del escudo imperial y del cerro topónimo de Tlaxcala están los símbolos y emblemas de los cuatro señoríos que consisten del ideograma que significa “casa del señor”, es decir, el calli (en frente) sobre una plataforma con escalinata central flanqueada por alfardas y la casa con jambas y dintel; encima, sobre el techo, la divisa de cada señorío que identifica el calli de cada señor y los bloques de cuadretes de los diferentes linajes que formaban los señoríos. En el original, todos y cada uno de los elementos que integran la representación de los señoríos tuvieron su nombre; en la copia de Serrano no hay ninguno y es necesario recurrir a la copia de Yllañes, que sí los tiene, para conocer tantos pormenores. En nuestro caso baste saber que a la derecha, en la parte superior, está representada “la casa del Señor Maxixcatzin” de Ocotelolco y la divisa “es un Aguila (sic) con impulso de querer volar” que en realidad es la garza azul con una patena en cada ala y por debajo el arnés con el que cargaban la divisa a la espalda. Abajo, también a la derecha, se observa la casa del señor Zitlalpopoca del señorío de Quiahuiztlan, sólo que, según Yllañes, tal cabecera estaba en sus posesiones de Tlapitzahuacan; la divisa, que también tiene su arnés es el “Pendón de lienzo matizado, y arriba arqueado con plumas de Abes de diversos y vistosos colores”, divisa nombrada cuezalpatzactli

En la parte superior izquierda de la lámina está el calli de la casa del señor Xicoténcatl del señorío de Tizatlán; sobre su techo tiene el arnés, pero Serrano no copió la divisa que según las fuentes era una blanca “garza volando”. Abajo está el calli que representa la casa del señor de Tepetícpac, Tlahueoxoltzin; encima aparece el arnés pero en nuestra copia falta la divisa que era una “Caveza de Aguila también arqueada, y del mismo plumaje”. 

Debajo de cada una de las casas señoriales están representados los señores con la indumentaria y los tocados correspondientes, todos llevan en la mano el bouquet de colores en copas de donde penden largas tiras. Todos usan máxtlatltilmatli, sandalias de talonera, orejeras, bezote y tocados y adornos, sino por los colores simbólicos de las cenéfas, flocaduras y tiras que no aparecen en el Códice Chavero aunque sí en la copia de Yllañes. Los cuatro señores tlaxcaltecas encabezan a sus nobles cortesanos: Maxixcatzin seguido por seis personajes con atuendos similares a los del señor; Xicoténcatl, por cinco; Zitlalpopoca por seis y Tlehuexolotzin por tres. En la copia del siglo XVIII todos tienen sus nombres en alfabeto latino. Estos nobles fueron los “capitanes generales” de las huestes tlaxcaltecas en la guerra de conquista.  

Arriba de estas cortes, hacia los ángulos extremos de la lámina, están representados en composición geométrica los bloques de linajes -grupos étnicos de parientes que componían unidades sociales- así, cada cuadrete representa uno y el convencionalismo que se repite innumerablemente se compone el glifo calli de perfil, con el busto del señor, que tiene tilma, tocado señorial, orejera y bezote, sin nombre en el Códice Chavero, pero sí en la copia de Yllanes. Los linajes representados de Ocotelolco son 48, los de Tizatlán 52, los de Quiahuiztlán 29 y los de Tepetícpac 14.  

Por último, entre el conjunto de linajes de Ocotelolco y de Quihauiztlán y atrás de la fila de nobles de aquel señorío está el templo cristiano correspondiente a esa cabecera, con fachada y demás elementos arquitectónicos muy bien representados; enfrente del atrio un árbol, el ócotl, componente principal del nombre del lugar, y el fiscal indígena del templo con la vara que corresponde a su cargo. De la misma manera, en el otro extremo, están en la misma posición el templo y el fiscal de Tizatlán con el glifo toponímico de esa cabecera; el chorro de agua blanca en representación prehispánica que aparece al frente y al lado del edificio. Todo el mundo indígena ahí representado, con cabeceras, divisas, señores, nobles o pipiltin de los linajes y templos cristianos de los dos principales señoríos, completa la información y concepción que de Tlaxcala tenían los tlaxcaltecas al mediar el siglo: una provincia del reino y no in gran señorío bajo el dominio español. Con esa idea básica expondrán después de esta lámina la intervención que tuvieron en la conquista, y que pretendían exhibir como méritos y servicios para pedir el cumplimiento de los compromisos extraídos con ellos que hacia 1550 sentían incumplidos.

00, 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 38, 39, 40, 41, 42, 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 56, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74, 75, 76, 77, 78, 79, 80, 81, 82, 83, 84, 85, 86, 87.

Proyecto PAPIME PE405219
Reconstrucción Histórica Digital del Lienzo de Tlaxcala.
Dirección General de Asuntos del Personal Académica. Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM.
Todos los derechos reservados. Este sitio puede ser reproducido con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; de otra forma se requiere permiso por escrito de la institución. La responsabilidad de los contenidos publicados recae, de manera exclusiva, en sus autores.

A %d blogueros les gusta esto: