Lámina 15

Dibujo de Camilo Moncada
Copia López-Chavero/Copia Yllanes

Lugar: Tenochtitlan

Glosa alfabética: Yepeuque yaoyotl ychan Motecuçoma

Interpretación de Alfredo Chavero (1892)

Al saber estas noticias Cortés, dispuso la vuelta á México, a donde llegó el domingo 24 de Junio. Las calles estaban desiertas, y nadie salió á cumplimentarlo. Alvarado lo recibió en el cuartel. Parecía que se había levantado el cerco, tan sólo para que entrasen confiados los españoles y acabar con ellos.

Interpretación Josefina García Quintana y Carlos Martínez Marín (1983)

Los mexicanos ponen sitio a los españoles. 

Celebraba Hernán Cortés su victoria sobre Narváez a quien envió prisionero a la Villa Rica, cuando le llegaron las noticias de lo que acontecía en México y de cómo Pedro de Alvarado y sus hombres estaban cercados y en graves peligro. Poco antes, sintiéndose fuerte y seguro, había mandado a dos de sus capitanes a poblar las provincias de Pánuco y Coatzacoalcos, pero ante la premura de regresar a México suspendió aquellas empresas y reorganizó el ejército Como primera provisión dispuso que los navíos en que había llegado Narváez y que habían quedado en Chalchicuecan fueron despojados de velas y timones para impedir cualquier intento de volver a Cuba. Luego habló a los soldados contra quienes acababa de combatir y, con el fin de convencerlos de que se unieran con él, les prometió riquezas y cargos aunque, a decir verdad, a estos hombres no les quedaba otra opción como no fuera ir a donde Cortés dispusiera. Así pues, con cerca de mil trescientos españoles, emprendió penosamente el regreso a México; en los pueblos por donde pasó encontró pocas facilidades para obtener comida y sólo al llegar a Tlaxcala pudieron todos reponerse un tanto. Allí se le unieron dos mil tlaxcaltecas y continuó la marcha. En Tetzcoco halló la ciudad casi desierta y nadie salió a recibirle. Esto lo ponía en temor y sobre todo le contrariaba ya que a los soldados de Narváez les había asegurado que ya estaba muy fuerte y que tendría un recibimiento magnífico. El día 24 de junio de 1520 entró en Tenochtitlán a una ciudad fría y silenciosa y como de intento solitario para que pudiera reunirse con los que estaban sitiados. No quiso saber más nada de Motecuhzoma y dejó de darle el trato que antes había tenido con él. Le ordenó que mandara se hiciera otra vez el tianguis que estaba suspendido y esto contribuyó al enconado ataque que siguió después por parte de los mexicas, ya que envió a Cuitláhuac para que dispusiera la reanudación del mercado y éste tuvo de esa manera la oportunidad de acaudillar a su gente. En la lámina número quince, españoles y tlaxcaltecas dentro del edificio que representa el palacio de Axayácatl, aparecen defendiendose de los mexicanos que embisten sobre el cuartel por sus cuatro lados. Se cuenta que eran tantos los atacantes que todas las armas juntas de españoles y tlaxcaltecas, incluida la artillería, parecían no hacer mella en los contrarios, pues si morían veintenas inmediatamente eran sustituidos por otros tanto y era tal el coraje con el que combatían que incluso llegaron a introducirse algunos en los aposentos y les pusieron fuego. Así se ve en  esta lámina, por un lado, el incendio del santuario donde los españoles habían colocado las imágenes de Cristo y de la Virgen, y por otro, un indígena de los que habían logrado penetrar, echando fuego en el interior. En el ángulo superior izquierdo del edificio aparece un personaje no armado en actitud de hablar a los que están fuera, que indica el pasaje en el cual Motecuhzoma hace intentos para detener la guerra, y que no tuvieron otro resultado que el de enardecer más a los mexicanos hasta el punto de desconocer, insultar e incluso herir a su señor. La leyenda alusiva, ye peuqui yaoyotl icha Motecuicoma, quiere decir: “comenzó la guerra en la casa donde estaba Motecuhzoma”.

00, 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 38, 39, 40, 41, 42, 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 56, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74, 75, 76, 77, 78, 79, 80, 81, 82, 83, 84, 85, 86, 87.

Proyecto PAPIME PE405219
Reconstrucción Histórica Digital del Lienzo de Tlaxcala.
Dirección General de Asuntos del Personal Académica. Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM.
Todos los derechos reservados. Este sitio puede ser reproducido con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; de otra forma se requiere permiso por escrito de la institución. La responsabilidad de los contenidos publicados recae, de manera exclusiva, en sus autores.

A %d blogueros les gusta esto: