Lámina 17

Dibujo de Camilo Moncada
Copia López-Chavero/Copia Yllanes

Lugar: Tenochtitlan

Glosa alfabética: yeqyizque quauhxacalli

Interpretación de Alfredo Chavero (1892)

 Cortés se convenció de que no había más salvación que abandonar la ciudad. Así es que al día siguiente de los sucesos anteriores, es decir, el 29 de Junio, para distraer á los mexicas y preparar bien la salida, mandó a matar á Moteczuma y entregárselos cubierto con sus vestiduras reales, pensando que se dedicarían de preferencia á los funerales de su rey. Consiguió en parte su objeto, pues los mexicas tenían que designar el sucesor de Moteczuma, que fue su hermano Cuitlahuac. Asi es que, mientras ese día y el siguiente 30 de Junio, se ocuparon en las ceremonias de elección de su rey, pudo Cortés dedicarse á tomar las cuatro cortaduras que había en las que hoy son calles de Tacuba, Santa Clara y San Andrés, para tener expedita la salida á la calzada y ausentarse de la ciudad. Como la mayor parte de los mexicas estaban en el templo, pudo, aunque no sin resistencia, cegar esas cortaduras; para lo cual se valió de los ingenios, apoyados por gran fuerza de los castellanos y aliados. En la pintura décimaséptima se representa el combate de los mexicas contra los ingenios. En la parte superior está una leyenda mexicana que dice: YE QUIZQUE QUIAUHCACALLI: la cual significa Ya sacaron las casas de madera. Se ve la forma de éstas, que son dos separadas por una de las cortaduras sobre la cual y para pasarla hay una escalera, y dentro de la que se ha caído un caballo que un soldado español trata de sacar desde la orilla. Dentro de uno de los ingenios hay un guerrero tlaxcalteca, un soldado español de espada y rodela, y un cañón que hace fuego: dentro del otro hay dos guerreros tlaxcaltecas y un castellano que hace fuego con su arcabuz. A ambos lados están las azoteas de las casas, desde donde los mexicas lanzan flechas y piedras sobre los ingenios. Esta pintura representa el nuevo ataque que en la tarde dieron los mexicas sobre cortaduras, que volvieron á ganar y abrir otra vez; por lo cual están los dos ingenios separados por una de ellas. Cortés mismo dice: “ Y cuando llegué á la postrera puente de hacia la ciudad, hallé á todos los de á caballo que conmigo iban, caídos en ella y un caballo suelto.” Pero volviéronse á ganar las cortaduras, y cegadas, quedaron guardándolas buenos destacamentos: con lo que llegó la noche.

Interpretación Josefina García Quintana y Carlos Martínez Marín (1983)

Los españoles intentan romper el sitio. 

Uno de los medios a que recurrieron los españoles fue la construcción de una especie de casetas de madera con ruedas, dentro de las cuales cabían quince o veinte hombres. Dichas fábricas tuvieron por objeto permitir la salida de algunos soldados, escopeteros y ballesteros, que disparaban a través de huecos que a propósito habían dejado en cada lado. Era esta una forma de salir protegidos, ya que de otra manera parecía imposible eludir la gran cantidad de flechas y piedras que les arrojaban en cuanto se adelantaban un poco fuera del cuartel. Poo servicio les procuraron, no obstante, pues al final los mexicanos las dejaron maltrechas e inservibles. Esto sin tomar en cuenta que las calles no eran continuas, sino que estaban atravesadas por las acequias y que los mexicas quitaban los puentes y volvían a quitarlos cuantas veces los españoles podían repararlos. Este artificio ideado por los españoles para salir, está representado en la lámina número diecisiete. Ye quizque cuauhxacalli, dice la leyenda, que significa “sacaron los jacales de madera”. Dentro de ellos van hombres tanto españoles como tlaxcaltecas, disparando los unos las armas de fuego y los otros prestos a luchar aunque sin éxito, pues los guerreros mexicanos los acosan por todas partes desde las casas que se muestran aquí como construcciones de piedra. Flechas, dardos y pedruscos caen sobre las casetas. Un caballo ha caído en el agua y un español trata de sacarlo. 

00, 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 38, 39, 40, 41, 42, 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 56, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74, 75, 76, 77, 78, 79, 80, 81, 82, 83, 84, 85, 86, 87.

Proyecto PAPIME PE405219
Reconstrucción Histórica Digital del Lienzo de Tlaxcala.
Dirección General de Asuntos del Personal Académica. Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM.
Todos los derechos reservados. Este sitio puede ser reproducido con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; de otra forma se requiere permiso por escrito de la institución. La responsabilidad de los contenidos publicados recae, de manera exclusiva, en sus autores.

A %d blogueros les gusta esto: