Lámina 20

Dibujo de Camilo Moncada
Copia López-Chavero/Copia Yllanes

Lugar: Quauhximalpan

Glosa alfabética: Quauhximalpan

Escritura Jeroglífica: KWAW2-XIMAL

Interpretación de Alfredo Chavero (1892)

Al amanecer el domingo 1° de Julio, Cortés marchó con las fuerzas que le quedaban, á la serranía que se alza á dos ó tres leguas al Poniente de Tlacopan, y que se llamaba Cuauhximalpan, porque en ella se cortaban maderas, pues estaba cubierta de extensos bosques. En el cerro más próximo alzábase un teocalli, y en él se refugió Cortés con su destrozado ejército, al cual siguieron combatiendo hasta ese punto numerosas fuerzas de indios. En ese cerro y en el lugar que ocupaba el teocalli, levantóse después el Santuario de los Remedios. En la pintura vigésima, además del nombre Quauhximalpan escrito en caracteres góticos, se ve su jeroglífico compuesto de un árbol y de una hacha para cortarlo. En el teocalli está sentado Cortés, al lado Marina, y delante, como en su cuidado y defensa un rodelero y un soldado de lanza. Llegan un jefe tlaxcalteca con tres de sus guerreros y un caballero castellano. Al pie del teocalli están dos indios muertos, y caen varias piedras y flechas; con lo cual se expresa el ataque de los mexicanos y tepanecas que había ido persiguiendo á Cortés, y que duró todo el día. Al llegar la noche cesó el ataque. Los castellanos habían podido descansar algo, á pesar de la refriega de todo el día; de un pueblo cercano de otomiés les habían llevado alimentos; curaron á los lastimados, vendándoles con mantas las heridas; y cuando cesó el ataque, lograron reposar los más, entregándose al sueño, si bien se remudaban contantemente las velas. Estas están representadas por los dos soldados españoles que vigilan delante del templo. El caballero y los tlaxcaltecas que llegan significan, en mi concepto, los dispersos que en ese lugar se unieron á Cortés.

Interpretación Josefina García Quintana y Carlos Martínez Marín (1983)

En Cuauhximalpan.

No esperó Cortés ver unidos en la persecución a tepaneca y mexicanos, sino que ordenó lo mejor que pudo a los sobrevivientes y salió de Tlacopan. El objetivo inmediato era evitar más pérdidas y lograr algún descanso para llegar cuanto antes a Tlaxcala. Dado el punto por donde habían salido a tierra firme, el camino que pareció más indicado era el que los llevaría primero hacia el norte hasta la laguna de Zumpango, luego hacia el oriente hasta Almoloya y finalmente hacia el sur para entrar en territorio tlaxcalteca. De todos los lugares por donde pasaron, fueron pocos aquellos en los que pudieron descansar, pues así como en algunos pueblos los recibían pacíficamente, en otros -los más- eran hostilizados. En la lámina número veinte consta, según la versión de los tlaxcaltecas, el primer sitio en que estuvieron los españoles e indígenas después de que dejaron atrás las tierras de labranza tepanecas. El nombre de este paraje es Quauhximalpan que significa aserradero o “lugar donde se corta madera”. El glifo correspondiente es un árbol y una hacha, Este sitio podría ser el que otros cronistas designas como pueblo de Otoncalpulco, o quizá fuera sólo un monte situado en la pequeña sierra también llamada Quauhximalpan. Lo cierto es que allí existía un templo más o menos rústico y así aparece en esta escena, con su techumbre de hojas. El edificio sirve de aposento a Cortés que se detiene allí el tiempo suficiente para ver reunido  a su ejército representado por medio de varios jefes tlaxcaltecas y un jinete español que se aproximan a donde Cortés espera. Las piedras, los dardos y los indios muertos que están pintados, en la parte inferior de la lámina indican que hubo combate, pero no en forma, sino más bien a manera de escaramuza.

00, 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 38, 39, 40, 41, 42, 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 56, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74, 75, 76, 77, 78, 79, 80, 81, 82, 83, 84, 85, 86, 87.

Proyecto PAPIME PE405219
Reconstrucción Histórica Digital del Lienzo de Tlaxcala.
Dirección General de Asuntos del Personal Académica. Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM.
Todos los derechos reservados. Este sitio puede ser reproducido con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; de otra forma se requiere permiso por escrito de la institución. La responsabilidad de los contenidos publicados recae, de manera exclusiva, en sus autores.

A %d blogueros les gusta esto: