Lámina 21

Dibujo de Camilo Moncada
Copia López-Chavero/Copia Yllanes

Lugar: Teocalhueyacan

Glosa alfabética: Teocalhueyacan

Escritura Jeroglífica: TEOKAL

Interpretación de Alfredo Chavero (1892)

El último camino que se abría á Cortés, era seguir los lomeríos del Poniente del Valle, y rodeando éste, salir al camino de Tlaxcalla. Así es que á media noche, levantó á sus soldados y emprendió la marcha en esa dirección, llevando por guía á un tlaxcalteca conocedor del terreno. Fue sentido el ejército, y los indios comenzaron en seguida á batirlo: todo el día 2 de Julio continuó el combate; hasta que al caer la tarde, pudieron los castellanos ganar otro cerro con otro templo, llamado Teocalhueyacan, donde se hicieron fuertes y pudieron rechazar á sus contrarios. En la pintura vigésimaprimera se ve un gran patio cercado, con dos templos en la extremidad derecha superior, y el correspondiente nombre Teocalhueyacan. Alrededor está los asaltantes, y en uno de los templos, del cual un guerrero tigre lanza una flecha. Esto manifiesta que los indios se apoderaron del templo, y que el ejército de Cortés se vió reducido á encerrarse en el gran patio. En efecto, en éste se ve á los caballeros y á los guerreros tlaxcaltecas en són de defensa, y detrás á Marina; y caen dentro de él flechas y piedras. Pero fueron rechazados los asaltantes lo cual se expresa con un indio muerto y un jefe que huye en la extremidad derecha inferior. Allí logró tomar descanso el ejército hasta la mitad del día siguiente.

Interpretación Josefina García Quintana y Carlos Martínez Marín (1983)

Pelea contra mexicanos en Teocalhueyacan.

Se cuenta que cuando los españoles estaban en Otoncalpulco, cuyo nombre quiere decir “en el calpulli de los otomíes”, llegaron hasta allí gentes de un lugar cercano, y de la misma filiación otomí, a llevarles alimentos. Este pueblo era Teocalhueyacan y hacia él continuaron su camino los vencidos con la esperanza de renovar sus fuerzas entre gente amiga. Antes de poder cumplir sus propósitos, sufrieron una emboscada de indios enemigos de la que pudieron salir sin gran daño. La lámina número veintiuno lleva por título el nombre de aquel pueblo, Teocalhueyacan, que significa “lugar del templo alargado” y su glifo, de acuerdo con esto, es un templecillo alongado pintado a la derecha del nombre. Según lo que puede verse en esta escena, los españoles y tlaxcaltecas fueron acorralados en el patio del templo de ese lugar por guerreros mexicanos quienes finalmente fueron rechazados, lo cual se indica por medio de un indígena que sale huyendo del patio. Esta es la versión tlaxcalteca de los hechos, en contradicción, o mejor dicho, que exagera lo que refieren otras fuentes.

00, 01, 02, 03, 04, 05, 06, 07, 08, 09, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, 31, 32, 33, 34, 35, 36, 37, 38, 39, 40, 41, 42, 43, 44, 45, 46, 47, 48, 49, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 56, 57, 58, 59, 60, 61, 62, 63, 64, 65, 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74, 75, 76, 77, 78, 79, 80, 81, 82, 83, 84, 85, 86, 87.

Proyecto PAPIME PE405219
Reconstrucción Histórica Digital del Lienzo de Tlaxcala.
Dirección General de Asuntos del Personal Académica. Instituto de Investigaciones Históricas, UNAM.
Todos los derechos reservados. Este sitio puede ser reproducido con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica; de otra forma se requiere permiso por escrito de la institución. La responsabilidad de los contenidos publicados recae, de manera exclusiva, en sus autores.

A %d blogueros les gusta esto: